.

.

.

.

..

.

sábado, marzo 03, 2007

VIOLENCIA DOMESTICA // ASESINATO E INTENTO DE HOMICIDIO



Un hombre cose a puñaladas en Segovia a su hija de 10 años porque la niña se negaba a ir con él


Muere en Barcelona la mujer de 58 años que había sido quemada el sábado por su marido

Un hombre apuñaló ayer a su hija de 10 años en Collado Hermoso (Segovia). La pequeña, que recibió quince puñaladas, se encuentra grave. Éste fue uno de los sucesos relacionados con la violencia doméstica que tuvieron ayer lugar en España. También falleció la mujer que había sido quemada por su marido en Barcelona. La niña permanece ingresada en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid. El agresor había acudido a casa de su ex mujer a buscar a la niña. Al no querer ésta ir con su padre, éste la emprendió a cuchilladas con la pequeña. Después se dio a la fuga y terminó empotrándose con el coche contra una casa del pueblo. Según los médicos del hospital vallisoletano, la pequeña presenta hasta quince heridas por arma blanca, las más graves en la mano derecha -donde se han visto afectados varios tendones- y el tórax. Según los especialistas, la vida de la niña no corre peligro gracias a la rápida intervención de los servicios de emergencia que acudieron hasta el domicilio de la víctima, tras recibir una llamada al 112 pocos minutos después de que hubiera sufrido la agresión. La pequeña fue trasladada en helicóptero medicalizado hasta Valladolid. La vecina de la vivienda contigua a la casa donde tuvieron lugar los hechos explicó que el presunto agresor no vivía en la localidad desde la separación del matrimonio, sino en un municipio cercano, y que sólo acude en ocasiones para recoger a su hija mayor. La pareja tiene además otra niña. Tras apuñalar a su hija, el supuesto agresor se dio a la fuga en su vehículo, antes de que llegaran los servicios sanitarios. Sólo diez minutos después el 112 volvía a recibir una llamada alertando de que el coche del hombre se había empotrado contra una casa del pueblo y tuvo que ser rescatado del interior del vehículo por los Bomberos. Permanece ingresado, con las piernas en muy mal estado, ya que quedaron a atrapadas entre el amasijo de hierros. La propietaria de un bar próximo al lugar del accidente aseguró que el presunto agresor «parecía una persona normal, aunque después de lo ocurrido no sería tan normal». El choque fue tan fuerte que la vivienda contra la que se produjo la colisión sufrió numerosos desperfectos y el automóvil estuvo a punto de entrar casi en una de las habitaciones. El dueño de la vivienda afectada asegura que no se encontraba dentro en el momento del impacto. Una vecina de Collado Hermoso se refirió a la niña herida como «muy alegre» y que «estaba muy alta». «En el pueblo somos todos una gran familia», comentó otra residente en el municipio. De ahí que los vecinos se encuentren desolados y conociesen detalles de la pareja, como su separación o los supuestos problemas del padre con el alcohol. «Ahora estaba en rehabilitación», añaden las fuentes consultadas, al tiempo que concluyen, aludiendo al trágico suceso de ayer: «¿Quién iba a pensarlo?»


Fallecimiento

Por otro lado, Mercedes M., la mujer de 58 años que fue quemada viva el pasado sábado supuestamente por su marido en su casa de Badalona (Barcelona), falleció ayer por la mañana al no poder superar el estado crítico en el que se encontraba .La mujer permanecía ingresada desde el sábado en estado crítico. Los hechos sucedieron el día 24, al mediodía, cuando el marido de la víctima, Salvador C., que ya está detenido, presumiblemente roció con disolvente y prendió fuego a su mujer, que tenía la intención de separarse de él ya que recibía malos tratos.
************************
//////////////////////

Tragedia Familiar en Collado Hermoso
Un hombre acuchilla a su hija de diez años y luego estrella su coche contra una casa
La niña presenta quince heridas por arma blanca en las manos y el pecho y se encuentra en estado grave pero fuera de peligro en el Clínico de Valladolid El agresor permanece ingresado con lesiones graves en el Hospital General de Segovia bajo la custodia de agentes de las fuerzas de seguridad

Todo ocurrió en pocos minutos y en un radio de apenas doscientos metros. A los vecinos de Collado Hermoso, una pequeña localidad de 157 habitantes situada al pie de la sierra, a 20 kilómetros de Segovia capital y junto a la carretera N-110, les costaba creer que Julián, «un hombre normal, bueno y trabajador», hubiera dado quince cuchilladas a una de sus hijas. A las nueve de la mañana, como casi todos los días, Julián M.G, separado desde hace cerca de un año de su esposa Angelines, acudió a despedir a sus dos hijas, de 10 y 8 años, antes de que subieran al autobús que las lleva al colegio de Torrecaballeros. Un cuarto de hora después había dado quince cuchilladas a Elsa, su hija mayor, y unos minutos más tarde estrelló la camioneta Nissan contra una casa situada en la travesía de la N-110 del pueblo, a menos de 200 metros de la casa de sus hijas, resultando herido de gravedad.Los vecinos y familiares no se explican lo sucedido, sobre todo porque Julián tenía fama de amable, aunque algo introvertido y un poco más serio desde que se separó la pasada primavera.
Berna, el dueño del bar Ta-Berna, situado al lado de la casa contra la que se estrelló, comentaba ayer que en los últimos meses se le había visto «algo depresivo, pero normal». Berna salió del bar al oir el ruido de la colisión e intentó sacar a Julián del coche, pero no pudo porque tenía las piernas atrapadas. Entonces llamó al 112.En Segovia, las primeras noticias del suceso las tuvieron en el servicio de Emergencias 112, donde una llamada informó a las 9.22 horas de que una niña de diez años había sido agredida por un adulto, al parecer su padre, según confirmó a media mañana el delegado territorial de la Junta, Luciano Municio.
La Unidad Médica de Emergencias de la cercana localidad de Navafría se desplazó de inmediato a Collado Hermoso con la médica y el resto del personal de servicio para prestar los primeros auxilios a Elsa M.H., que presentaba quince heridas por arma blanca. Al mismo tiempo, viajaba hasta el pueblo desde Valladolid el helicóptero medicalizado del Sacyl, que en cuanto llegó procedió a trasladar a la niña al Hospital Clínico Universitario de la capital vallisoletana.Tres heridas graves
El parte médico facilitado por fuentes del Sacyl confirmó que Elsa M.H. presenta múltiples heridas por arma blanca, hasta un total de quince, aunque solo tres revisten cierta gravedad. Son dos profundos cortes en la mano derecha que le han afectado a los tendones y una herida penetrante en el hemitorax izquierdo, aunque su vida no corre peligro y tras ser atendida de estas lesiones fue ingresada en una planta del Hospital Clínico Universitario. Al parecer, su traslado a Valladolid lo decidieron los médicos porque este centro dispone de un equipo de cirugía torácica infantil.Según las primeras hipótesis, Julián M.G. había avisado a su ex esposa, Angelines, ex concejala y titular con su hermano Pedro de la panadería del pueblo de que iba a ir a dar unos regalos a las niñas antes de que se fueran al colegio. Llegó a la casa y, sin que se sepa cómo, la madre y el tío, que se encontraban en el piso superior, solo llegaron a escuchar los gritos de la pequeña y bajaron a ver qué pasaba. El padre había cogido un cuchillo jamonero y la había acuchillado varias veces, saliendo después a toda prisa de la casa.
De regreso
Luego, el agresor montó en su coche, una camioneta Nissan 'pick-up', y se marchó a la cercana localidad de Santiuste de Pedraza, donde vivía con sus padres desde que se separó el matrimonio, al parecer por los problemas que él tenía con la bebida. Julián dio una o dos vueltas por la plaza de Santiuste y, unos minutos después, regresó a Collado Hermoso, donde se especula que intentó quitarse la vida estrellando la camioneta contra una casa de la travesía. En el lugar no hay marcas de frenada y, aunque la casa está destrozada por dentro, fuera solo se ven unas cuantas piedras de la fachada desmoronadas por el impacto. Julián tuvo que ser extraído del vehículo por los bomberos de Segovia después de que le anestesiaran los servicios sanitarios. Cuarenta minutos después de los dos sucesos, el agresor fue evacuado en ambulancia al Hospital General de Segovia con graves fracturas en las dos piernas de las que fue intervenido por la tarde. Permanece ingresado en el centro sanitario segoviano bajo custodia policial.

¿QUIERES SALIR AQUI?, ENLAZAME

.