.

.

.

.

..

.

jueves, agosto 20, 2009

VIGO-DETENIDOS PADRE E HIJO, PRESUNTOS ATRACADORES


Detenidos un padre y su hijo por robar 50.000 euros en dos sucursales bancarias
F.M.L., de 45 años, e I.M.P., de 21, irrumpían en las entidades amenazando al personal con pistolas y cuchillos

VIGO
Dos vecinos de Chapela, padre e hijo de 45 y 21 años respectivamente, han sido identificados por el Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Vigo como presuntos autores de dos atracos en sucursales bancarias. Los supuestos autores de ambos delitos, que consiguieron llevarse un botín de más de 50.000 euros, mostraban en sus actuaciones un modus operandi muy particular, tratándose de zonas de la ciudad muy transitadas en horario matinal. Padre e hijo irrumpían en la sucursal bancaria elegida y amenazaban a empleados y usuarios con pistolas y cuchillos de grandes dimensiones hasta forzar el saqueo de las cajas para luego huir en coche.Agentes de la Policía de Vigo, tras seguir varias pistas de vehículos utilizados y declaraciones de testigos presenciales, lograron finalmente identificar y detener a F.M.L., de 45 años de edad, y a su hijo I.M.P., de 21 años, "como presuntos autores de dos robos con intimidación en entidades bancarias de la demarcación policial". El pasado viernes, los presuntos atracadores de Chapela pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción Número Seis de Vigo.El primer hecho delictivo, según fuentes de la Dirección General de la Policía, ocurrió el pasado 29 de abril en una entidad bancaria de Matamá, sobre las diez de la mañana. Los supuestos atracadores accedieron al interior del banco y, exhibiendo dos pistolas a modo de amenaza, se apoderaron de una importante cantidad de dinero. La huida se produjo en un vehículo de la marca Citroën de color oscuro. El día 7 de agosto se produjo otro robo en una sucursal de Chapela, de la misma entidad bancaria. "De nuevo dos individuos, cuya descripción coincidía con la de los autores del anterior atraco, volvían a cometer otro robo con intimidación, en esta ocasión, utilizando un cuchillo de grandes dimensiones y una pistola para intimidar a los empleados", según fuentes policiales. Una de las principales pistas fue el Citroën oscuro que utilizaron para escapar tras el atraco: el mismo vehículo que en la actuación anterior.Los presuntos autores de los atracos, según fuentes consultadas, controlaban las sucursales elegidas antes de cada actuación trasladándose a vivir a zonas cercanas. Así ocurrió en Matamá, donde padre e hijo estuvieron instalados durante un tiempo y, posteriormente, en Chapela. De este modo, hacían un seguimiento de las sucursales elegidas, teniendo en cuenta las horas punta (con más clientes) y los turnos de los empleados, lo que les llevaba a actuar en los momentos de menor afluencia.Agentes de la Policía Judicial se hicieron cargo del caso y, tras realizar varias gestiones, identificaron el vehículo implicado en los hechos, cuyo robo había sido denunciado al día siguiente del atraco en Chapela.Una vez realizada la inspección ocular en el citado vehículo, la Policía pudo determinar que la denuncia de sustracción era falsa, lo que permitió la detención de su titular, así como la de su hijo. Ambos resultaron ser los presuntos autores de los dos atracos descritos. En el proceso de detención, los agentes policiales recuperaron el cuchillo de grandes dimensiones que los supuestos atracadores habían utilizado como arma intimidatoria en una de sus actuaciones delictivas. De acuerdo con la información facilitada por la Dirección General de la Policía, al padre, F.M.L., de 45 años, le consta en su historial una detención anterior, mientras que el hijo, I.M.P., carece de antecedentes policiales.

¿QUIERES SALIR AQUI?, ENLAZAME

.